DE BARCELONA PARA TODO EL MUNDO
PABLO CALERO | ERITMO 

Estopa es un grupo formado por David y José Muñoz (23 y 20 años). Son dos hermanos naturales de Cornellá (Barcelona). Los barceloneses crean sus propias canciones y son capaces de escribir unas letras magníficas que demuestran que son un grupo con talento en bruto.

Desde hace unos años hemos presenciado como el pop español se decantaba cada vez más por unos ritmos más rumbosos, pero Estopa representa, curiosamente, todo lo contrario. Estopa es también el título del primer disco de este grupo. Editado por BMG, el disco ha sido producido por Sergio Castillo y ha contado con la colaboración de músicos de primera categoría como José A. Romero, Juan Mayo, Paco Bastante, Jaime Asúa y Chonchi Heredia. El álbum es una mina de talento rumbero que hará las delicias del que lo escuche.

Quizás debamos agradecer a Albert Pla la depuración estilística de la rumba, pero lo cierto es que Estopa no desmerece en absoluto, a pesar de que su música es más ecléctica y con un carácter más “madrileño” como se puede comprobar en canciones como “Poquito a poco”, “El del medio de los Chichos”. Su rumba, por llamarla de alguna manera, es rumba del proletariado o rumba algo canalla, si se prefiere. Y que conste que el título de “canalla” del álbum se lo pusieron los dos hermanos. Es música alegre con trasfondo que canta con alegría la cruda realidad. Los dos hermanos son aficionados al flamenco y las influencias de gente como Los Chichos, Extremoduro, Sabina y Mano Negra les han llevado a fusionar en cierto modo la rumba con el rock.

Curiosamente, las canciones de Estopa nacieron en una fábrica. Los dos hermanos trabajaban en una filial de la Seat, donde pasaban muchas horas. Prácticamente todas las canciones nacieron mientras trabajaban en la fábrica. Después de la fábrica, a la salida, los dos hermanos iban a grabar las maquetas. Y poco a poco y con alguna que otra casualidad llegaron a EMI y de ahí a BMG Ariola, con lo que pudieron decir adiós a la fábrica y dedicarse de pleno a la música.

Un total de doce canciones que alegrarán el espíritu del que las escuche y que sorprenden tanto por su ritmo como por la gracia de sus letras. Doce canciones que demuestran que este grupo es un exponente máximo de talento musical con unas letras comprometidas con una característica básica: la alegría.

Los dos hermanos ganaron el concurso de cantautores del ayuntamiento de Barcelona en 1998 y sus primeras actuaciones fueron en pequeños bares de Jazz y de Blues, como el famoso “Bar sin Estopa” que aparece mencionado en la canción “La raja de tu falda”.