RUMBA CANALLA

 "Nuestra música viene de la parte cruda de la vida pero contada de forma alegre; si no tiene alegría la música no vale la pena". Esta es una de las declaraciones de principios de este nuevo dúo procedente del cinturón industrial barcelonés que califica se música como "Rumba canalla".

 ¿Cómo nace Estopa, de dónde viene vuestra afición por la música Estopa?
En principio de nuestra madre (somos hermanos) y nuestro padre, porque siempre decía que nos dedicáramos a la música; no son profesionales ninguno pero son folklóricos, tenemos una familia folklórica y desde pequeños nos hemos criado con el rollo de mi padre, el de los cuatro acordes que sabe. Siempre había una guitarra en mí casa y no había cadena, bueno se rompió y había que currárselo como fuera, había que aprender a tocar la guitarra como fuera para escuchar música. El primer disco de Estopa me parece un disco como de juerga, da la sensación de que son canciones alegres para de estar de fiesta. No, tampoco es eso, si te pones a analizarlas tienen su parte dura, tú escúchalas a ver si entiendes lo que quieren decir, es una parte cruda dicha de una forma alegre. Si no es alegre no vale la pena la música.

¿Los dos sois guitarristas?
Sí pero no, la aporreamos, nos dedicamos a engañar a la gente.

¿Cómo ha sido la producción del disco?
Acojonante, yo le quito la voz al disco y mola.

 ¿Empezásteis a componer y luego mandásteis la maqueta a algún lado?. ¿Cómo contactásteis con la compañía?
Nosotros currábamos en una fábrica, una filial de la Seat; pasábamos allí todo el día y la mayoría de las canciones del disco han salido de allí. La jornada rutinaria te da tiempo para pensar y hacer canciones, siempre estábamos cantando, parecía la película de soy minero. Salíamos y nos íbamos a grabar una maqueta; era duro dedicarse a una cosa y a la otra. La verdad es que era prácticamente imposible y, por casualidad, mi novia tenía un profesor de natación que a la vez tenía un primo que trabajaba en la administración de la editorial de EMI. Se la dio y éste se la entregó a un AR de la editorial de EMI; nos llamó, les gustó, nos hizo un contrato y a raíz de ahí, EMI se puso en contacto con BMG Ariola y adiós la fabrica.

 ¿Por cuánto tiempo habéis firmado?
Por tres años y tres discos. Antes de grabar el disco.

 ¿Actuábais en algún sitio?
Claro, por la zona de Cornellá, los dos solos con la guitarra y cantando.

 ¿Eran este tipo de canciones, con arreglos flamencos o poperos?
Lo que nos salía, nunca nos poníamos a pensar si era popero o flamenco, ahora sí, ya nos preguntamos si es popero, si es rock o si es tal: lo nuestro es rumba canalla.

 ¿Qué pensáis del resultado del disco?
Estamos realizados, estamos contentos, estamos flipados. Hemos tenido suerte con Sergio Castillo, que era el productor. Él al principio de la grabación nos dijo que el trabajo de un productor era hacer que el que cantara se sintiera a gusto, como si estuviera en un escenario, y más aún.

 ¿Dónde lo grabásteis?
Al principio, las programaciones y la mayoría del disco, en un estudio que se llama Provocarte, bueno primero en casa de Sergio Castillo, que tiene un estudio. Fue una movida porque había muchos cambios de tiempo, las canciones no iban al mismo tiempo y todo eso, pero bueno, Sergio dijo que estaba bonito y que había que respetarlo. Luego estuvimos en Provocarte con Francis Amat y en Sonoland, nos lo hemos pasado de puta madre.

 ¿Tenéis previsto algún concierto de promoción?
En principio no se sabe muy bien, pero parece ser que Sabina nos llamó el otro día y están hablando para ver si nos vamos de gira con él. Parece que está interesado, para nosotros sería lo más.

¿Tenéis temas compuestos para futuros discos?
Para dos o tres discos mas, ya los teníamos antes. Cuando grabamos el disco hubo que escoger solamente diez. Bueno, queríamos hacer dieciséis, pero nos dijeron que no podían ser tantos.

 ¿Los elegísteis vosotros?
Los de la compañía, el productor y nosotros, aunque se ha quedado alguno que nos gustaba. 

¿Os parece esto lo que siempre habíais soñado?
Sí, es lo que siempre habíamos soñado, de película: venir aquí, tener casa y dejar la fábrica.

 ¿Qué guitarras utilizáis?
Españolas, una Camps y una Traves, estamos abiertos a que nos regalen guitarras, buenas guitarras.

 ¿No habéis pensado montar una banda con bajista, batería, etc. ?
Sí, siempre se piensa pero no hemos llegado aún a eso.

 ¿Qué es lo que más os gusta de la música nacional actual?
Joaquín Sabina, Extremoduro, Albert Plá, los Chichos, Manolo García...

 ¿De dónde viene el nombre de Estopa?
De darle estopa. Es lo que nos decía en la fábrica el encargado. Cuando se estropeaba la máquina te parabas y, mientras la estaban arreglando nos decía el encargado: “¡Dale estopa!”. La estopa en realidad es una hierba seca que arde.

 ¿Qué creéis que podéis aportar al panorama musical ahora que estáis en una compañía importante?
Simplemente nuestra visión del mundo, a groso-modo. Intentamos hacerlo bonito y alegre.

 ¿ Qué edad tenéis?
23 y 21.

 ¿Por qué os sale así el flamenco?
Supongo que porque hemos escuchado mucha rumba y por ese rollo del sentimiento; pensamos que es una música mucho más visceral que el pop en general o que cualquier otra, con la que nos expresamos mejor, con la que nos sale más el alma. De alguna manera lo que queremos aportar es nuestra alma, somos un poco exhibicionistas.

 ¿Cuánto tiempo lleváis desde que os fichó la compañía?
Desde diciembre del 99.

 ¿Qué os parece el ambiente que se respira en este mundo de la música?
Es estar como con vértigo, pero no saber a qué altura, no sabes dónde estás exactamente, no sabes asimilarlo.

 ¿Cuánto tiempo estuvisteis grabando?
Dos meses y medio. Pensábamos que cuando acabáramos de grabar el disco seríamos otras personas y es verdad, yo creo que hemos cambiado un poco.

 ¿Qué músicos han grabado en el disco?
Unos monstruos: Sergio Castillo, José Antonio Romero, Juan Maya, Ludobico, Paco Bastante, Efraín Toro, Antonio Serrada, Jaime Aseca, Santi Ibarreche, Alfonso Pérez, Chonchi Heredia, que nos hizo unos coros exageraos que nos hicieron llorar... 

¿Tenéis alguna meta o simplemente vais a ver qué pasa?
Sí, tenemos una meta: grabar otro disco. A ver si podemos vender para por lo menos poder grabar otro disco. Yo creo que a la gente le gusta pero nunca se sabe.

 ¿Cómo componéis las canciones?
Nosotros las hacíamos sin pensar que íbamos a llegar aquí. Las canciones estaban hechas ya antes del disco. No somos de alta alcurnia, somos más bien gente del barrio. Cuando tocamos "El del medio de Los Chichos" es para el hijo del medio de Los Chichos, el "Chaboli" , es un homenaje a su padre, nos gustan mucho Los Chichos, pensábamos que a lo mejor no le iba a gustar al chaval pero parece ser que lo aceptó bastante bien.

 ¿Qué tema os gusta más de todos los del disco?
Todos, va por rachas.

 ¿Cómo grabasteis la maqueta?
Una de ellas la hicimos con bajo, batería y un saxo, fue la que se movió por las casas; luego, a raíz de ésta, grabamos más temas. Nos llevaron una mañana a un estudio y grabamos cuarenta temas en ese mismo momento, claro, sólo con guitarras, con fallos y todo para que ellos pudieran seleccionar.

recorte de www.musired.com