"CUANDO VIMOS LAS CANCIONES EN INTERNET PENSAMOS QUE NO VENDERÍAMOS UN DISCO"

  (7 de Abril de 2008)

 

A David y José Muñoz, no les para ni la piratería. Estopa pisa fuerte con su quinto álbum de estudio, Allenrok, que desde que vio la luz el pasado 26 de febrero no ha bajado del primer puesto de la lista de los discos más vendidos en nuestro país. Los hermanos rumberos califican este trabajo como el más cercano a los ideales "estoperos", gracias a una producción libre que ha permitido crear doce temas independientes con sonoridades que van desde la energía y el sentimiento callejero del rock con aires sureños, a sus inconfundibles guitarras rumbeadas. A cuatro días de salir a la venta Allenrok ya se habían realizado más de 250.000 descargas ilegales. Eso tampoco ha sido un freno para Estopa que se ha convertido en un nombre de referencia dentro de la música española.

-Tengo la sensación de que ustedes han estado en mi vida desde que tenía cinco años…
-David: ¿Eso crees? ¿Esa es la sensación que tienes?

-Se lo prometo. Su promoción es brutal, ¡les veo hasta en la sopa! Al final ya dices, ¡qué diablos les preguntas a los dos hermanitos que no hayan contado ya!
-D: Eso digo yo. Yo también pienso a veces, ¡qué nos preguntarán ahora!
-José: Nosotros también nos preguntamos lo que nos van a preguntar (sonríe).
-D: Y te diré más, muchas veces nos preguntan cosas que nunca nos hemos preguntado nosotros antes. Y piensas, ¡ostia, pues es verdad! Vamos a pensar bien antes de contestar (ríe). Entonces cuando nos entrevistan es como si nos psicoanalizáramos también nosotros mismos.

-Pues nada, empieza el psicoanálisis. Ustedes califican su nuevo trabajo, Allenrok, como el disco más "estopero". ¿Cómo es un disco muy estopero?
-D: Si se puede decir Estopa como sonido, pues sí. Es un disco nuestro cien por cien, aunque en algún momento nos hemos salido del guión.
-J: El haber estado en este disco también como productores ha hecho que tomáramos más decisiones y eso implica que el resultado final sea más tuyo.

-Supongo que también se necesita llegar a ser Estopa algún día para gozar de esa libertad…
-D: Es necesario tener libertad a la hora de hacer cualquier trabajo porque hace que te diviertas más, pruebas con más cosas y si no te gusta, lo cambias por lo que quieras.
-J: Manzanita y la tecla "z" y ¡ya está! ¿Te has quedado flipao con la manzanita zeta, verdad? (ríe).

-Sí, sí…No lo pongo de titular porque me criticarían todavía más. Les diré algo, a mi me parece el menos estopero de todos, como sonido digo. ¡Son doce canciones que pueden ser doce sencillos de discos distintos perfectamente!
-D: Muchas gracias porque para nosotros esto es un piropo. Como te he dicho antes, dentro de nuestro guión también está salirse del guión y aunque la gente nos identifique con un sonido más cercano a temas como La raja de tu falda, o Partiendo la pana, también podemos hacer otro tipo de canciones.

-O de estados de ánimo, según se mire…
-D: Cada canción de este disco te crea una sensación y tiene un latido distinto.

-¿Jugamos?
-J: ¡Vamos!

-Desempolvando.
-D: Te puede traer tranquilidad.
-J: O un sonido nocturno por la Ronda de Dalt.

-El primer sencillo, Cuando amanece.
-D: Energía.

-Pesadilla.
-D: Miedo y algo de inquietud.
-J: También tiene algo de divertido, no creas…

-Veo que son estados de ánimo que varían según quien las escuche…
-D: Eso sería perfecto. Por ejemplo, en el efecto de los coros de los niños no pretendíamos hacer algo que diera risa, sino que diera mucho miedo. Pero a lo mejor hay alguien que le hace gracia. Nosotros queríamos homenajear a la niña que canta la canción de Freddy, ¡esa que da cague! Buscamos ese punto decadente.

-Como en la mayoría de sus temas. ¿Por qué ese protagonismo al, con perdón, ser más desgraciado?
-J: Porque los héroes ya los tenemos en las películas americanas. En España tenemos la cultura del antihéroe, que mola más, y es mucho más cercana, como muchos de los protagonistas de nuestras canciones.

-El título del disco leído al revés, el gráfico de la portada, escenografía de videoclips, ¿le han pedido a Montilla que les haga hijos pródigos de Cornellá después de tanta promoción?
-D:-Bueno, te puedes preguntar el porqué o hacer mil teorías, no sé. Para nosotros es un homenaje a la ciudad, sí, y un tributo. Pero que tampoco tenemos ningún motivo especial. Lo de la portada, es simplemente artístico, no hay que buscarle más (sonríe). Hay gente que nos dice habéis caricaturizado la ciudad o la habéis banalizado. ¡Anda! Sólo es una visión deformada de la Cornellá por donde nosotros íbamos. (Coge el disco y señala la portada).Mira, este es el bar de mis padres, el barrio de San Ildefonso, un restaurante chino al que vamos., y esto es una pequeña broma, podría ser Montilla house (ríe).

-¿Va a sus conciertos?
-J: (Sonríe). En alguno ha venido, claro que sí.

-No les preguntaré como bailaba porque la liamos. Desde fuera da la sensación que Estopa tiene éxito fácil y además lo hacen sin despeinarse, simplemente divirtiéndose…
- D: Ahí está el triunfo. ¡Qué bien que nos los pasamos y encima nos ganamos la vida con esto! Ese es el éxito, no es otro.

-¿Haber creado el sonido Estopa también, no?
-D: Eso más a nivel personal. Es un orgullito pequeño que tenemos nosotros ahí, y creo que por tenerlo no pasa nada. De todas formas tampoco tenemos muchos más sonidos.
-J: La guitarra española está en todas las canciones lo que pasa es que luego las adornamos con eléctricas o teclados.

-La sonoridad de este disco se acerca más al primero que sacaron. Es curioso…
-D: No eres el primero que nos lo dice. Si tuviéramos que cambiar no sabríamos hacerlo, es así.
-J: Hay gente que este disco le gusta más porque es más rockero, y luego te viene otro y te dice que le gusta más porque es más rumbero. Así que para gustos…

-Más contundente que los otros cuatro sí que es…
-D: Sí, eso sí. Nos ha gustado siempre la contundencia., de hecho nuestra eterna pelea con los productores siempre es, ¡sube esa guitarra!

-¿La crítica más frecuente a los Estopa es que su sonido es muy repetitivo en todos sus temas?
-D: Hasta este disco sí. Ahora empieza a haber otro tipo de críticas. Pero vaya, nosotros lo que hemos querido hacer es doce canciones distintas y que digan algo. Yo creo que el cambio es digno.
-J: Y que no sea un disco rutinario.
- D: Hemicraneal, por ejemplo, es una canción mágica. Creo que de las que hay en el disco es la que más he escuchado y más he tocado.

-Desde que salió el disco no han abandonado el primer puesto de la listas de ventas. ¿Ni la piratería ha podido con los Estopa?
-J: Es de agradecer que hoy en día la gente se compre los discos, y más con nosotros que quince días antes de su publicación ya lo podían tener por Internet.
-D: Al principio fue un palo. Cuando vimos las canciones por Internet pensábamos que no íbamos a vender ni un disco. Luego ya vimos que hay gente que le gusta escuchar el disco con toda su calidad en el C.D y eso nos ha salvado. Hay que agradecer que, a pesar de todo, todavía exista una cultura de la calidad musical. Es por eso que nosotros utilizamos para el Allenrok el formato del Opendisc, con contenidos exclusivos del grupo que premian esa fidelidad.

Vídeo

(lavanguardia.es)


                                                                                                                           SI NO VE EL ÍNDICE, PULSE AQUÍ