EL SHOW ESTÁ EN LA CALLE
COMPAÑEROS DEL METAL: ESTOPA & FLO

  (La Luna, 5 de Marzo de 2004)

 

Un humorista catódico metido a actor heavy. un dúo de rumba rock con experiencia en cadenas de montaje. tres colegas desbarrando sobre chorradas, chistes, la vida y el esperado tercer disco de estopa. el resultado: una entrevista muy muy poco convencional

(FLORENTINO FERNÁNDEZ. FOTO DE LUIS DE LAS ALAS)

 

Esto es estopa. Son ellos. David y José, o Pedro y Miguel o Antonio y Manolo. Da igual. Son los hermanos Muñoz. Estrellas con un don divino para la música. Personas sencillas que tienen el alma permanentemente en la calle. Viven de ella y disfrutan con ella. Son doctorados de la rúa.
Me veo con ellos una mañana de lunes que automáticamente convierten en festivo con su arte sin mesura. Les conozco desde hace años, en muchas cosas somos primos hermanos, y cada vez que nos encontramos siempre me digo lo mismo: o realmente lo llevan en la sangre o menudo coñazo. Sin lugar a dudas, todo lo que hacen lo convierten en éxito.
Han hecho su tercer trabajo, ¿La calle es tuya?, con demasiado cariño, mucha ilusión y aprendiendo y enseñando al mismo tiempo a los mejores profesionales de este país, su equipo, del que están muy orgullosos. Son buena gente y me gusta ser amigo de la buena gente. Mi mujer dice lo mismo y mi hijo porque no ha aprendido a hablar, que si no…
 

FLO: Dos años parados, sin saber nada de vosotros… ¿Qué habéis hecho?
JOSÉ: Profesionalmente, componer el nuevo disco, ¿La calle es tuya?, y personalmente, tocarnos los huevos (risas).
DAVID: Tocarnos los huevos, sí, je, je, je…
F : Y, entre vosotros, ¿cómo es tocarse los huevos?
J y D: Je, je, je…
D: Cada uno los suyos, je, je, je… No, ya en serio. Hemos hecho cosas normales y cuando digo normales, quiero decir nada de entrevistas, nada de trabajo que tenga que ver con la industria y sí con la música…
J: …Que es nuestro hobby.
D: Eso, pero nada de ir a conciertos, a fiestas, a eventos… Vamos, la vida normal, con nuestra gente de siempre, amigos…
J: …Coleguitas...
D: …Y compañeros…
J: …Del metal. Por la mañana jugar al baloncesto, al parquecito por la tarde, jugar a la Play…
D: …Una cañita con los amigos…
J: Ves el solecito del invierno, que es muy bonito…
D: Nos hemos hecho diurnos.
F: ¿Habéis dejado la noche para haceros diurnos?
d: No es que hayamos dejado la noche, es que nos hemos hecho diurnos (risas).
F: Y cuando los vecinos os ven tanto tiempo seguido por el barrio, a lo mejor dicen eso de: «Con lo majos que eran y ya no hacen nada».
D: «¡Qué pesaos!».
J: «Qué pesaos», dicen. Porque al principio, cuando vas a un bar, dicen: «¡Coño, los Estopa!, una foto, un autógrafo, a mi sobrina le encantáis». Pero cuando vas un día, otro día, otro día, «una caña, Jose», pues el pesao eres tú.
D: «Oye, que es la una y hay que cerrar…». Tienes que establecer bien tu hábitat.
f: ¿O sea, que os van a poner una estatua los de Mahou?
D: Los de Mahou, los de Estrella, los de Cruzcampo… Todos.
J: Lo que se tercie, je, je, je… y nunca mejor dicho, je, je, je…
F: ¿Os véis juntos toda la vida igual que hasta ahora o terminaréis con carreras en solitario como la mayoría de los grupos?
d: Si es que nuestra asociación no es un grupo. Es una Hermandad...
J: …Como todavía no se ha inventado el divorcio de hermanos, je, je, je…
D: Somos inseparables, siempre nos hemos llevado muy bien…
F: Pero suele haber uno que domina…
J: No. El que tiene más constancia en su idea es el que gana: el que desgasta más al adversario. Es lo que nosotros llamamos democracia cabezona. Y los motivos son: que sí, que no, que sí, que no… Gana el más pesao.
F: ¿Hacéis las canciones que os gustan o las que deben gustar al público?
D: No sabemos lo que el público quiere, pero sí sabemos lo que les gusta porque es lo mismo que nos gusta a nosotros.
J: Yo pienso que es mejor contar con tu propio gusto y que luego, si hay alguien que comparte tu gusto, que le guste tu gusto, pues mira… nos gusta… que le guste… nuestro gusto...
D: Y como diría Sabina: «Me encanta que le encante».
F: ¿Cuáles son los artistas que más os han influido?
D: Influencias no sé, pero nuestra música es el resultado de todas las músicas que hemos escuchado, evidentemente.
J: Porque las influencias el cerebro no las capta, las captará el subconsciente.
D: Además, nosotros lo que hacemos es el disco que nos gustaría comprar.
F: Y de los ritmos que hay ahora en el mercado, el vuestro es atípico. Es decir: empieza una canción con un ritmo lento, luego rápido, luego lento otra vez…
J: Yo pienso que si en las canciones no pasa nada, la gente se aburre, como en las pelis.
F: O quizá estos altibajos rítmicos responden más a vuestro estado de ánimo.
D: Esto es impulsivo.
J: Sí, es verdad, y cuando estás componiendo, y en eso sí que estamos compenetrados: a la hora de acelerar en un momento dado de la canción.
D: Por ejemplo: (canta) «Que si tú eres mi novela yo soy tu tragicomedia», y ahí, de repente, (canta y golpea la mesa) «¡y tus ojos me miraron, y la luna se cayó del cielo, pa, pa, pa…!». Ahí la canción… (respira muy hondo, sintiéndolo) es que pide ir rápido por sí misma.
J: Y el disco nos gusta que sea así. Diferente entre cada una de las canciones y en la canción en sí, también. Todo diferente. Previsiblemente imprevisibles.
F: ¿Cómo?
D: Una vez un señor nos dijo a mi hermano y a mi: «Vosotros sois demasiado imprevisibles, ya se os ve. O sea, previsiblemente imprevisibles».
F: ¿Cuál es el sitio más raro donde os ha venido la inspiración para desarrollar vuestra música?
D: La inspiración llega en cualquier momento, la inspiración existe, o sea, es algo que existe… no sé lo que es, pero es una cosa que existe seguro. La inspiración es algo que te ronda la cabeza… y te, ehhh… no sé… tienes ganas de… de desarrollarlo… eso es la inspiración, no sé cómo decirlo mejor. Y te puede venir con el bote de ketchup en una mano y con la empanadilla en la otra, y dices tú:«¡No! ¡Ahora no, por favor!». Porque no vas a salir corriendo como un gilipollas a escribirlo, así que te aguantas y, bueno, ya te vendrá otra vez.
F: Muchas canciones caerán en el olvido, qué pena.
D: ¿Cómo va a dar pena, si es una canción?
F: ¿No te da pena?
D: ¡Le den por culo! Hay muchas.
J: Claro, la que se quede fuera, para otro disco, je, je, je…
F: ¿Todo lo que contais en vuestras letras lo habéis experimentado?
D: Creo que decimos cosas que a todos nos han pasado alguna vez, por ejemplo: «A veces me enciendo y me apago como una vela, me tumbo como un gilipollas a ver las estrellas». Pero no hacemos canciones autobiográficas, hacemos canciones sociobiográficas. Todo bajo nuestro prisma.
F: ¿Mantenéis la opinión a la hora de incluir vuestras canciones en un disco o alguien os dice: «Oye, macho, este tema es un poco flojo»?
J: Al productor le dimos las 12 canciones que hay en este trabajo y le dijimos: «Éstas son». En el primer disco, sin embargo, hicimos 40 y las seleccionamos entre la compañía, el productor y nosotros.
D: Sí, el primer disco fue como más diversificado, éste es más nuestro.
F: ¿Os lleváis bien con la fama?
D: Nos llevamos bien, ¿no?
J: Como dicen en México: o te aclimatas o te aclichingas. O sea, que hay que aclimatarse.
D: Se trata de dar una imagen de… la que tienes.
J: Hay gente que se hace inaccesible, que les ves y dices: «Uy este se pone gorro, gafas de sol… ¡¡pero si es de noche!! Será para darse más glamour…».
D: Nosotros vamos al bar: «¡¡Una caña, Jose!!», y entonces te pierden el respeto. Dicen: «Éste es normal».
F: ¿Os gusta la tele?
D: Síiii…
J: Somos teleadictos.
F: ¿Qué programas os gustan?
D: Nos gustan pocos, eh…
J: Una Altra Cosa de TV3, el del Quintero, El Show de Flo, El Informal, sobre todo los doblajes, qué buenos…
F: ¿Cuál es vuestra comida preferida?
D: A mí me gusta mucho el lomo con patatas y un huevo.
J: O los libritos con patatas.
F: ¿Qué es eso?
D: Lo mismo que lo mío pero con queso y empanados.
F: ¿Cómo se hace?
los dos a la vez: ¡¡Lomo, queso en medio, lomo otra vez, lo pasas por huevo, lo empanas por los dos lados y a la sartén!!
J: Yo cocino mucho: hago paella, jamón york con Nocilla… je, je, je…
F: ¡Y yo galletas con foie-gras!
J: ¡¡A que sí!! Es jugar con el salado y el dulce. Mola.
F: ¿Cuántos años tenéis?
D: 28.
J: 25.
F: ¿Que os encantaría hacer y no podéis por ser Estopa?
D: No podría ir a una discoteca… aunque tampoco me apetece.
J: Lo que no soportamos son las aglomeraciones de gente. Cuando se aglomera la gente... o sea, cuando aquello que la gente le da por aglomerarse… (risas).
f: Cuando os juntáis toda la familia y hacéis unas chuletas, una parrillada, ¿ponéis vosotros la guinda musical?
d: Siempre ha habido un hueco para nuestras guitarras, pero antes de ser famosos, ¿eh?
J: Y antes de que supiéramos tocar la guitarra. Mis padres y mis tíos ya le daban al tema.
F: Antes de Estopa, ¿cómo os llamábais?
J: Hacíamos conciertos por Cornellá, Vila de Cans y nos presentábamos como Eso Es.
D: Y antes todavía nos conocían como David y José.
J: David y José Muñoz… y claro, no teníamos gancho.
F: ¿Cuáles son los grandes iconos que dominan vuestra vida?
J: Nuestros padres, la música…
D: Nuestras chicas, porque también nos ayudan a tener una vida totalmente normal, porque evidentemente volverse gilipollas en esto es muy fácil y, vamos, un cierto grado de gilipollismo comprensible sí que creo que tenemos. Por eso si tienes a alguien al lado que te dice lo capullo que eres y te da una colleja de vez en cuando, pues está muy bien.
J: Hay que tener un poco de equilibrio.
F: ¿Salís mucho de fiesta?
J: Cuando no hay concierto al día siguiente y te juntas con tres o cuatro que tienen arte, pues… (risas).
D: Porque cuando hay concierto… ¡puf! Que la gente pruebe a hacerse un concierto y a irse de fiesta luego, que ya verás.
F: ¿Cómo sería vuestro día perfecto?
J: Levantarte a las ?0.30 de la mañana, irte a jugar al baloncesto con un solecito de puta madre y sin aire para que no se te vaya la pelota…
D: …Antes te pegas tu desayunito, claro, con tu Cola-Cao, y luego piscinita a eso de las dos y a comer. Luego, de cuatro a seis, al estudio que nos hemos montado en casa, a componer un poco, y luego al cine o un videoclub…
J: …Y luego, cada mochuelo a su olivo. Esa sería la rutina perfecta para pegarse un año tocándose los huevos.
F: Lo que ocurre de verdad son giras, promociones…
J: No, lo de verdad es lo de antes. Esto es ficticio. Lo otro es lo que quiero yo en la vida, para qué nos vamos a engañar.
F: ¿Sois felices?
J: Yo sí.
D: Sí, en todos los aspectos. Y en el disco se nota.

 

 

(elmundo.es)


SI NO VE EL ÍNDICE, PULSE AQUÍ