Estopa: " Después de dar la vuelta a España en ochenta conciertos, nos vamos a casa"

Sonia Martín
Madrid- Cada una de sus canciones es un cuadro de Dalí, poético y onírico, pintado con palabras cotidianas. Cada concierto, un colocón de adrenalina, rock y rumba y el regalo más generoso para su público. Los hermanos Muñoz salen al escenario a pasarlo bien, y se nota. Como dos alquimistas de la música que han descubierto una poción para alcanzar el éxito, sin morir en el intento. Desenfreno a toda pastilla y fuente inagotable de energía en el directo de los de Cornellá, José y David, los auténticos.
   –¿Cómo está transcurriendo el verano?
   –J. Movidito y extenso.
   –D. Llevamos más de cuarenta conciertos desde el 27 de mayo y nos quedan unos treinta. Hasta que no acabe la gira, no tenemos vacaciones.
   –J. Ahí nos pegaremos un respiro y luego, a preparar el siguiente disco.

   –¿Dónde os vais de vacaciones?
   
–D. A Cornellá.
   
–J. Tenía idea de hacer una vuelta al mundo en 80 días. Por el rollo de Willy Fog. Pero veo que es una matada.
   –D. Después de dar la vuelta a España en ochenta conciertos, voy a quedarme en casa. Del bar a casa, de casa al supermercado, y al parque para ver a los chavales.
   –¿Os ha cambiado mucho la vida?
   –D. No, porque vamos en nuestro ambiente, siempre con la familia.
   –J. El modus vivendi no ha cambiado, porque todavía nos consideramos obreros.
   –¿Y que os reconozcan por la calle?
   –J. Depende de la actitud que lleves, si te enfadas al primer autógrafo, deja este negocio. Hay que salir alegre, feliz y jovial…
   –D. Yo me pienso que estoy en el pueblo y digo hola a todo el mundo, como si les conociera, es cuestión de imaginarte que te conocen de verdad, no por Estopa.
   –¿Echáis algo de menos?
   –J. Echamos de menos levantarnos a las cinco de la mañana, trabajar doce horas … Es broma, no echamos nada de menos; si lo hiciéramos nos hubiésemos convertido en unos pijos de mierda.
   –¿Cómo lo lleva la familia? ¿Pensaban que triunfaríais gracias a la música?
   –D. Mi padre no nos veía pinta de estudiantes y ya trabajábamos, podía mos hacer lo que quisiéramos. Él mismo tocaba la guitarra.
   –J. Mi abuela era la que decía, ¡anda que te vas a ganar tú la vida con la guitarra! Os van a decir los tontos de la guitarra.
   –¿Qué proyectos tenéis a corto, medio y largo plazo?
   –J. El proyecto a corto plazo es el concierto de esta noche. A medio plazo, los conciertos de la semana que viene y a largo, el último concierto.
   –D. No nos ponemos metas. Cuando acabe la gira nos pondremos a componer si salen las canciones. Siempre nos salen por hobby, por aburrimiento. Tocas la guitarra para divertirte y entonces te sale una canción. Pero nunca hemos dicho: «vamos a hacer una canción».
   –J. Por eso es bueno aburrirse.
   –¿Qué ofrecéis en concierto?
   –J. La verdad es que nunca nos hemos visto desde abajo.
   –D. Me gustaría verme… Hacemos equilibrismo sin red, sin ningún guión. Hay días que nos metemos en jardines… como yo digo que soy surrealista, queda bien cualquier cosa.

SI NO VE EL ÍNDICE, PULSE AQUÍ